¿Sabías Que Tienes Nidos en Tu Cabeza?

 cinco sencillos pasos para saber cómo librarte de ellos. Si aprendes a identificar cuáles son esos nidos que se aposentan en tu cabeza y no te dejan avanzar, además el cómo superarlos, te aseguro que habrás  empezado a trasformar tu Mentalidad.

Un adagio chino muy popular dice: “No puedo evitar que las aves vuelen sobre mi cabeza, pero si puedo evitar que hagan nido en mi cabeza”. En realidad esta frase tiene que ver con la calidad de nuestros pensamientos, y me refiero a aquellos pensamientos que persisten e insisten aflorar en nuestra mente y que muchas veces son negativos, generando en nosotros miedos, bloqueos, desvalorización, limitaciones hasta el punto que me voy quedando atrás, sin lograr mis sueños, sin avanzar personal ni profesionalmente, y en otras creando hasta enfermedades físicas, espirituales y mentales.

Si somos conscientes que hay muchos de estos pensamientos, y que no podemos evitar que vengan a nuestra mente, también es importante saber que tenemos el poder de:

  1. transformarlos en pensamientos que me empoderan
  2. aprender a identificarlos y controlar sus efectos en nuestras vidas
  3. evitar que los pensamientos que no quiero pernocten más tiempo.

Todos los seres humanos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido atacados con pensamientos derrotistas, que en vez de edificarnos nos hacen sentirnos culpables,  que siempre están recordándonos nuestro pasado, lo que hicimos o dejamos de hacer, lo que nos dolió y también lo que nos hizo sentirnos humillados, abandonados, no queridos, vituperados, etc. -estos conforman  cada entretejido del nido- el cual se está formando en mi cabeza y va quedando como un tejido único y real para mi mente.

Estos nidos van a ser tan firmes tanto, como yo se los permita, si al evaluar mis pensamientos noto que muchos de ellos pueden estar afectando mi vida, tengo la libre elección de decidir dejarlos como están, ya sea porque me da miedo atreverme a hacer cambios o puedo decidir reciclarlos, o sea empezar a:

1º. Aceptar y ser consciente que puedo reprogramar mi mente

2º. Identificarlos y escribir el pensamiento negativo, luego

3º. Transformarlo en un pensamiento positivo y escribirlo en una oración

4º. Realizar mis resoluciones por 21 días con cada pensamiento que quiera reciclar

5º. Mantener en modo “autoexploración mental” y tomar acción inmediatamente

Aquí te dejo un ejemplo: Lucy pensaba que ella no era capaz de tener un trabajo como oficinista, cuando hizo su trabajo de auto-evaluación de sus pensamientos, se dió cuenta que cada vez que iba a someter una aplicación para un trabajo como el que soñaba, sentía mucho miedo y escuchaba su voz interna que le decía: “no vayas, no vas a poder ese trabajo no es para ti, va a ser muy difícil” ¿qué hizo entonces Lucy?

Siguió los 5 pasos para librarse de esos nidos o pensamientos que la bloqueaban, entonces transformó su resolución así: “Yo Lucy Z. soy una mujer valiente e inteligente y sé que soy una excelente oficinista”.

Ahora, querido lector ¿cuál es tu situación? Si quieres puedes dejar tus comentarios o preguntas acerca de tus frases y con mucho te podemos colaborar. Espero te sea de gran ayuda este artículo.

Gladys Ochoa 
Mentora | Coach de Mentalidad de Éxito
ReinvencióPersonal y Profesional
 
“Empoderando  el Líder que hay en Ti Potencias tu Éxito Profesional”  

Deja un comentario

Menú de cierre