El Líder que quiero Ser

Para ser ese gran líder que sueñas ser, debes estar dispuesto a vivir el proceso de transformación, descubriéndote a tí mismo, ser congruente con tus valores y ser auténtico.

Para ser ese Líder que quieres ser, debes estar dispuesto a vencer las adversidades, a continuar aún a pesar de los miedos, es vivir en el amor incondicional hacia ti mismo y los demás,  ser agradecidos en todo y por todo,  amar y amarte desde la fuente misma del amor, lo que te permitirá  mantener la armonía, bienestar y el equilibrio en las diferentes áreas de tu vida.

Todo esto se resume en una palabra compuesta, el “auto-liderazgo” el cual es el proceso de ir construyendo nuestra propio ser-persona, es tallar ese diamante en bruto hasta que logre su objetivo principal o esculpir el mármol de nuestro propio ser, y así tener esos cimientos sólidos que nos permitan edificarnos  a nosotros mismo para llegar a convertirnos en seres humanos íntegros, completos.

El Auto liderazgo es la cualidad de tener claridad y saber que quiero hacer, como lo quiero hacer y con quién lo quiero hacer, es tener ese dominio para trabajar de manera consciente y determinada hasta obtener lo quiero. Para desarrollar un Auto liderazgo efectivo debes enfocarte en algunos aspectos del ser humano y el autodescubrimiento; ya que al descubrir tus fortalezas y debilidades, puedes transformar lo negativo en positivo y potenciar esas fortalezas que ahora conoces.

Cuando te expones al “descubrimiento”, estás en disposición de aceptar y transformar tus debilidades de una manera responsable, y explorando aún más tú ser interior, tú esencia divina o el universo y sus principios, te darás cuenta de la inagotable fuente de riqueza y poder que hay en cada uno de nosotros, sin embargo, es necesario ahondar en nosotros para darnos cuenta cual es en verdad ese obstáculo que nos está impidiendo ejercer ese Liderazgo de Poder que estamos llamados a expresar.

A través de los tiempos se nos han impuesto teorías, o la idea de que ser un “líder” es la virtud  de unos cuántos “elegidos”;  te invito a pensar ¿cuántas veces te has visto en situaciones difíciles y las has liderado con valentía y de forma natural? ahora piensa en tu casa, en tu hogar o tu familia, ¿cuáles han sido aquellos momentos que has inspirado a otros con tu liderazgo como padre, madre o hermano? Y así, puedes traer a tu memoria muchos ejemplos.

Eres un Líder, solo necesitas creértelo y desarrollar otras habilidades para potenciarlo. El líder no nace, es algo que se aprende y para esto es necesario tomar la decisión de hacerlo con total “determinación” y seguridad.

Gladys Ochoa | Coaching y Mentoring
Emprendedores y Profesionales Independientes
Mentalidad de Éxito y Transformación
Liderazgo Personal Éxito Profesional

 

Deja un comentario

Close Menu