¿Porqué aplazamos nuestros proyectos?

 ¿Te sientes frustrado porque pasan los días y  sigues aplazando
tus proyectos de vida?  

                                                         Gladys Ochoa

 

 

¿Te ha pasado a ti?  Si, su nombre es Procrastinación, llamada igualmente “el ladrón del tiempo o el famoso “mañana empiezo. Además se le conoce como postergación, dilación o aplazamiento. En resumen, la “procrastinación” es el hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.

Hay varias causas que explican por qué una persona procrastina. “Puede ser porque su nivel de perfeccionismo es tan alto que, o le sale todo perfecto o mejor no lo hace. Otra causa es que tenga miedos, inseguridades, sensaciones adversas que no quiere vivir, de manera que opta por hacer otra cosa para no pasar por ese mal trago, esto se da a nivel inconsciente.

Y por último, personas que tienen muy claro lo que está bien y lo que está mal; por ejemplo: “estoy gordo y tengo que adelgazar”,  aquí se siente más una obligación que un deseo, lo cual se potencia en culpa;  pero aún así, no es suficiente para mantener una conducta y hacer lo que hay que hacer”, explica Fernando Azor Lafarga, psicólogo clínico de Madrid.

La procrastinación, advierte la Psicología moderna, puede llegar a afectar todos los aspectos de nuestra vida, tanto en el área personal, como profesional, académica, financiera, etc. Como vemos, la procrastinación, es la culpable de que dejemos de realizar esas actividades importantes que queremos hacer y en su lugar, hagamos otras que nos resultan más placenteras y que no tienen otro objetivo que alargar y postergar nuestra gran tarea, y vamos ahí… detrás de este famoso “mañana empiezo”.

Otro ejemplo muy común:  Sabes  que tienes trabajo atrasado, no te provoca hacerle frente, sientes pereza, no sientes el deseo de hacerlo y acabas navegando por Internet buscando y leyendo cosas que nada tienen que ver con el tema pendiente, o sea, el trabajo que debes realizar; revisas una y otra vez el correo electrónico, llamas a las amigas, te envuelves en otras situaciones y asi, haces todo lo que se te ocurre con tal de que no llegue el momento de empezar con lo que debes concluir.

Todo el mundo ha procrastinado alguna vez, por diferentes razones; sin embargo, el problema es que esto se haya convertido en una costumbre que a tus ojos puede ser algo normal y lo sigues afianzando cada vez.

¿CÓMO NOS AFECTA?

Segun la psicóloga Alicia Cortés, cuando procrastinar se convierte en un hábito y es la tónica habitual en nuestro comportamiento, nuestro estado de ánimo y nuestra autoestima acaba resintiéndose. Aparece entonces la frustración, porque en el fondo somos conscientes de que no estamos haciendo lo que deberíamos hacer.

También puede causar estrés y ansiedad; o sentir culpabilidad por pensar que has perdido el tiempo y oportunidades, también es muy habitual, así como la sensación de arrastrar de tu pasado muchos proyectos que muy probablemente nunca terminarás.

¿COMO IDENTIFICARLO?

1º. Aprende a detectar tus excusas o argumentos que usas para autoconvencerte de que no hay problema con aplazar.

¿Qué sueles decirte a ti mismo en esos casos?

¿Te sientes identificado con alguno de estos argumentos?

  • “En solo 5 minuticos reviso el Facebook y luego empiezo”
  • “Por un día que aplace, no pasa nada. Mañana de seguro lo hago”
  • “Acaba el noticiero, o la pelicula y ya me pongo en serio”
  • “Yo no sé por qué, pero siento que trabajo mejor bajo presión, aún asi, me va bien hacerlo a última hora”
  • “Hoy he tenido un dia difícil, mañana lo hago, no tengo que ser tan drástico”

2º. Aprende a identificar las situaciones y tareas que impliquen un alto riesgo de procrastinación

Verifica y ten presente, los momentos en que con mayor facilidad te pones a hacer otra actividad, para evitar asi, el no tener que hacer lo que deberías estar haciendo. Cada persona tiene sus propios motivos y situaciones, aquí te planteo algunas de las tareas que regularmente posponemos:

  • Actividades que no disfrutamos (Como archivar  documentos y dejas que se acumulen…)
  • Realizar tareas que implican esfuerzo (Presentar un examen final y debes estudiar más que de costumbre)
  • Trabajos o proyectos que eres consciente que no manejas bien (Implica más compromiso, preparación, etc.)
  • Tareas o Metas confusas, mal definidas (Si las metas son muy altas y generales, generan estrés o angustia )
  • Actividades que implican la toma de una decisión (Si quieres terminar una relación, empezar un negocio)

Ahora bien, ya sabes que es en verdad la PROCRASTINACION, cómo te perjudica procrastinar, cómo identificarla, y porqué estás procrastinando; siendo consciente, puedes empezar a implementar esos cambios necesarios para evitar perpetuar el aplazar tu éxito personal y profesional.

Gladys Ochoa | Coach 
Liderazgo para tu Exito Personal

Fuente: Psicóloga,  Alicia Cortés.
Psicólogo, Fernando Azor Lafarga.

P.D. “…mañana mejor empiezo…”

 

Deja un comentario

Menú de cierre