¿Cómo Controlar Mis Pensamientos y Emociones?

        Tus pensamientos generan una reacción en cadena con
tus palabras y emociones.

 

Como Ser Mas Positivo y Feliz

 

En el mensaje anterior, vimos la importancia de reprogramar tu mentalidad para asi poder tener control de los resultados que quieres en tu vida. Y para ello, comentaba que es muy importante que sepas que nuestros pensamientos tienen un ciclo denominado: “el juego de las emociones y los pensamientos” el cual, conecta nuestras emociones y es en esta conexión donde empieza el proceso transformador de una persona, por eso decimos que nuestra emocionalidad es el resultado de nuestros pensamientos.

Lo que esto significa es que si tenemos un pensamiento, sobre cualquier evento o situación, esto genera una conexión de forma inmediata con ese pensamiento y las emociones que este nos generan; como resultado de ello, nuestra fisiología empieza a reaccionar de acuerdo a ese pensamiento y asi sucesivamente, es un círculo que va y viene. En resumen, si tienes un pensamiento de molestia o rechazo contra ti mismo o hacia alguien, en la medida que piensas negativamente en esos hechos, estos mismos pensamientos te generan unas emociones igualmente negativas; y si literalmente lo que hacemos es pensar, sentir y volver a pensar sobre lo mismo, ¿cuál crees que será el resultado? En verdad, va a ser el mismo, de hecho seguirás teniendo un sentimiento negativo ¿estás de acuerdo?

En otras palabras, si pensamos y persistimos en el mismo pensamiento la emoción se va ampliando, es un ciclo que si no le ponemos cuidado nos quedamos repitiendo la misma experiencia no solo mental sino emocional; por ejemplo, si tenemos un pensamiento de escasez y limitación económica esto va a hacernos sentir una emoción o un sentimiento de preocupación, cuando esto sucede se activan unas sustancias químicas las cuales recorren nuestras neuronas haciéndonos sentir de determinada manera, tal como el cerebro a través de nuestros pensamientos, está creándolo, por eso es de suma importancia el poner atención a nuestra mentalidad.

Para ilustrar mejor este concepto, retomemos lo siguiente: En la medida que las personas repiten el mismo pensamiento, ya sea negativo o positivo, estas personas están reproduciendo constantemente la misma emoción, y así producen más de las sustancias químicas y a su vez que produce estas, cada vez se vuelve más adictos a las sustancias químicas. ¿Te estarás preguntando, adicción…? si así es, nosotros nos hacemos tan adictos a las sustancias químicas internas, tal como nos hacemos adictos a las sustancias externas por ejemplo del cigarrillo, drogas, alcohol, sexo, mentiras, etc.

¿Has notado que generalmente una persona malgeniada, tiende a ser cada vez más malgeniada? o ¿que una persona depresiva se sumerge más y más fácilmente en la depresión? o ¿porque un corredor de carros busca cada vez enfrentar más riesgos? o porque una persona con una autoestima baja, tiende a buscar personas que los someten? Un vivo ejemplo son las víctimas de violencia doméstica, ellos no se sienten capaces de “moverse de su zona de confort” y no salen de ahí porque siempre están buscando más de lo mismo (se quedan en el ciclo) o sea, producir más sustancias químicas que les genera un sentimiento de “necesidad”, por eso lo siguen repitiendo, para poder satisfacer esa necesidad.

Veamos ahora, a cual es el alcance de nuestros pensamientos: Primero tenemos el pensamiento, simultáneamente nos genera una emoción y crea nuestro lenguaje; lo que hablamos, las cosas que les decimos a los demás y mejor aún, ¿Qué es lo que nos decimos a nosotros mismos? con nuestras palabras podemos generar poderío, inspirar a otros, construir o destruir, muchas de esas palabras las lanzamos sin razonar, sin medir las consecuencias de lo que esto pueda producir y luego, nos vemos enfrentados a situaciones complejas y preguntándonos, ¿porque siempre me pasa esto a mí? esto es producto ¿de qué? Si señores, igualmente es el producto de nuestros pensamientos, los cuales nos generan:
=> Emociones (sentimientos)
=> Acciones, (palabras)

Te imaginas ahora, como consecuencia de esos pensamientos, ¿cuál es el impacto de las palabras que pronunciamos, en nuestra mente y en nuestro cuerpo? La palabra es el segundo nivel de creación y tiene asi mismo una influencia impactante en nuestras vidas. En resumen: Pensamiento => Palabras => Emociones = Reacciones. Si no aprendemos a manejar nuestros pensamientos y tampoco utilizamos la palabra de la manera apropiada y asi mismo, no aprendemos a controlar nuestras emociones, se nos va a hacer más complejo aún, obtener lo que queremos en nuestras vidas.

Está plenamente demostrado que tanto las palabras negativas como las positivas generan una reacción orgánica en nuestro cuerpo y es que las palabras como tales no existen solas, sino que habitan y conviven en una coherencia indisoluble con las emociones y el cuerpo. ¿Sabías que el promedio de pensamientos negativos que una persona puede tener diariamente es del 80% de todos sus pensamientos? Es importante, si es que queremos crear la vida conforme a nuestros ideales, que seamos conscientes y responsables del manejo que le estamos dando a nuestra mentalidad, la cual se mueve conforme a los patrones establecidos desde cuando éramos tan solo bebes. (En algunos casos, desde antes del nacimiento).

Sin embargo, hoy quiero animarte a que empiezas a dar el primer paso, autoevaluando tus pensamientos, como es tu comunicación interna y externa, además, como están tus emociones. Y si deseas empezar a implementar cambios estratégicos en tu vida, te invito a que codifiques tus pensamientos, de manera positiva, empoderante, con un pensamiento que te permita creer que tu todo lo puedes lograr, si así lo deseas, un pensamiento que te permita abrirte a nuevas posibilidades, un pensamiento que te llene de ideas nuevas, renovadoras y que te anime a crear la vida que deseas tener, en tus términos, la vida parta la cual fuiste creado en este Universo pero que a lo mejor aún no has podido cristalizar; pero ¿sabes una cosa? esto no sucede solo, no es cuestión de suerte, ni de tener muchos estudios, no es una reacción al azar, TU ERES EL ARTIFICE de tu propia vida, de tus resultados. Tú eres el mejor agente de cambio.

En el próximo segmento te daré algunos tips para que empieces a crear un pensamiento positivo…no te lo pierdas!

 

Gladys Ochoa
Coach, Autora y Conferencista
Liderazgo para tu Éxito Personal

 

Deja un comentario

Menú de cierre